Paid Online Surveys Sydney

Recientes graduados universitarios son más propensos a tener trabajo a tiempo completo que nunca y partida sobre los sueldos de los graduados se han estancado, muestran nuevas cifras. La última encuesta anual de graduados de las carreras de Australia muestra que las tasas de empleo a tiempo completo y la ventaja de las ganancias de completar un grado ambos golpean mínimos récord en 2014 para recién titulados. Treinta y dos por ciento de los graduados universitarios que querían un trabajo a tiempo completo no había encontrado uno cuatro meses después de completar un grado en 2014 - hasta del 29 por ciento el año pasado y superando el récord anterior establecen en 1992. Estas cifras son realmente preocupante, dijo Grattan Instituto educación superior programa director Andrew Norton. Ellos son peores que la recesión de los años 90 pero sin la recesión. Anuncio señor Norton dijo que la disminución fue más probable debido al creciente número de estudiantes matricularse en la Universidad y una renuencia entre los empleadores a tomar nuevos trabajadores desde la crisis financiera global. Inscripciones de estudiantes universitarios se han disparado por el 23 por ciento, o 110.000 estudiantes, desde 2009 tras el destapar de plazas. En 2008, antes de la recesión económica mundial, el 85 por ciento de los graduados universitarios había encontrado un empleo de tiempo completo cuatro meses después de terminar su grado, en comparación con sólo el 68 por ciento este año. Más de 100.000 recién graduados completaron la encuesta posgrado australiano (AGS). Estas cifras indican que las perspectivas del mercado de trabajo de nuevos graduados de grado de bachiller, que cayeron en la AGS 2009 como consecuencia de la crisis financiera global y no cambió notablemente entre 2010 y 2012 antes de caer otra vez en 2013, han caído otra vez, dice el informe. Reciente farmacia, medicina y graduados de Ingeniería Minera eran más propensos a tener empleos a tiempo completo, mientras que las ciencias sociales, química y psicología graduados estaban entre los más propensos a ser desempleados o subempleados. Oportunidades de empleo se han deteriorado significativamente por recientes licenciados en derecho. Una cuarta parte de licenciados en derecho buscaban empleo permanente en 2014 cuatro meses después de terminar su grado, arriba del nueve por ciento en 2008. La GCA informe destaca que las perspectivas de trabajo de mediano y largo plazo para los graduados siguen siendo fuertes a pesar del mercado de trabajo duro para los nuevos graduados. Sólo 3. 2 por ciento de los graduados universitarios está desempleados en comparación con el 8. 2 por ciento para aquellos sin calificaciones post-secundarias según los últimos datos de la oficina australiana de estadísticas. Las últimas cifras muestran también que partida sobre los sueldos de los graduados han disminuido en comparación a la de un hombre australiano promedio salarial. El salario inicial promedio para un soltero grado titular de bajo 25 años de edad fue $52.500 en 2014 o 74 por ciento de los ingresos semanales medios masculinos. Esto es la proporción más baja en comparación con el paid online surveys sydney salario promedio masculino desde que los registros comenzaron en 1977 y es significativamente desde la reciente Cumbre de 83 por ciento en 2009. Graduado de la mediano a partir de salario aumentó en sólo 50 dólares, o 0. 1 por ciento, a partir de 2013, mientras que el salario de un hombre promedio aumentó en $411 o 0. 6 por ciento. Las mayores ganancias potenciales para los graduados de la Universidad, que sigue siendo importante durante toda la vida, ha sido un punto de venta clave para el gobierno de Abbott en su oferta para desregular los honorarios de la Universidad. La Ministra de educación Christopher Pyne ha citado en varias ocasiones la figura que graduados de Universidad ganará 75 por ciento más sobre la vida de quienes abandonan la escuela. Nuevos graduados masculinos obtuvo un salario promedio de $55.000 en 2014, mientras que nuevos graduados femeninos comenzaron a trabajar con un salario promedio de $52.000. La diferencia se explica en gran parte por el hecho que los hombres son más propensos a elegir grados que conducen a altos salarios partidos - como la ingeniería - que las mujeres, según el informe de GCA. .